Inicio » 2016 » febrero

Monthly Archives: febrero 2016

Anuncios

POESÍA. FINALISTAS DEL XXII PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA

 

 

Imágenes de los libros finalistas y algunos enlaces de internet:

 

Game over    Desaprendizajes de Caballero           La herida en la lengua

La habitación cerrada       Ficciones para una autobiografía.jpg     Morir por mi demanda

García de García Casado

Hierba en los tejados de EspejoLa mesa italiana

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ALGUNOS ENLACES QUE OFRECEN LA NOTICIA DEL XXII PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA 2016.

http://www.europapress.es/andalucia/cultura-00621/noticia-caballero-bonald-justo-navarro-juan-francisco-ferre-finalistas-premio-critica-20160122125846.html

http://www.malagahoy.es/article/ocio/2202430/maillard/luque/y/ferre/finalistas/premio/andalucia/la/critica.html

http://www.diariocordoba.com/noticias/cultura/cinco-cordobeses-optan-premio-critica_1013081.html

http://eleconomista.es/espana/noticias/7296802/01/16/Caballero-Bonald-Justo-Navarro-y-Juan-Francisco-Ferre-finalistas-del-XXII-Premio-Andalucia-de-la-Critica.html

http://moraleslomas.blogspot.com.es/2016/01/finalistas-del-xxii-premio-andalucia-de.html

https://asociacionandaluzadeescritoresycriticos.wordpress.com/2016/01/22/finalistas-del-xxii-premio-andalucia-de-la-critica-2016/

http://www.criticosliterariosandaluces.es/index.php?id=noticia&tx_ttnews%5Btt_news%5D=6744&cHash=c2177c4ca7581fc5f7062b173a34d0fc

http://www.eldiadecordoba.es/article/ocio/2202076/cinco/escritores/cordobeses/aspiran/ganar/premio/andalucia/la/critica.html#

https://www.google.com/url?rct=j&sa=t&url=http://www.20minutos.es/noticia/2654688/0/caballero-bonald-justo-navarro-juan-francisco-ferre-finalistas-xxii-premio-andalucia-critica/&ct=ga&cd=CAEYACoUMTExMjU5MzcwODg2MzY4MjQ0MDQyGTMyN2YzMzg3YTQ3MzY2NzU6ZXM6ZXM6RVM&usg=AFQjCNG0Qgb6h6KOJxiVO4NBAjc4N-VK1Q

http://www.papel-literario.com/index.php?id=269&tx_ttnews[tt_news]=6750&tx_ttnews[backPid]=958&cHash=d673b2ca46

http://cuadernosdecaridemo.blogspot.com.es/2016/02/asociacion-andaluza-de-escritores-y.html

http://www.alante.es/2016/01/caballero-bonald-justo-navarro-y-juan-francisco-ferre-finalistas-de-premio-de-la-critica/

 

Anuncios

EL COLOR DE LA MEMORIA DE JOSÉ SARRIA

 

Se publica El color de la memoria del poeta malagueño José Sarria en la colección Manantial del Ayuntamiento de Priego de Córdoba

 

El color de la memoria

 

José Sarria (Málaga, España, 1960). Escritor, ensayista y crítico literario. Es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, Diplomado en Derecho Tributario y Master MBA.

Ha publicado en poesía Prisioneros de Babel (Málaga, 1996), La Voz del desierto (Málaga, 1997), Canciones sefardíes (Málaga, 1998), Sepharad (Málaga, 2000), Tratado de amores imposibles (Madrid, 2002), Inventario delle Sconfitte (Foggia, Italia, 2004), Inventario de derrotas (Málaga, 2005), Raíz del Agua (Sevilla, 2011), El árbol de la vida (El Cairo, 2014), Línventaire del défaites (Málaga, 2014) y Al-Ándalus, patria y raíz del agua (Almería, 2014).

En narrativa ha publicado Los heraldos negros (Algeciras, 2008).

Su poesía ha sido traducida al italiano (por Emilio Coco), al francés (por Ahmed Oubali) y al árabe (por Raja Bahri, Meimouna Hached Khabou, Abdul Sadi Hadoum y Mohamed Néjib ben Jemia) y se encuentra recogida en numerosas antologías nacionales e internacionales. Sus poemas han sido publicados en revistas especializadas como: EntreRíos (Granada), Turia (Teruel), Ficciones (Granada), Ánfora Nova (Rute), Tierra de Nadie (Jerez de la Frontera), Batarro (Almería), Tres Orillas (Algeciras) o Entrelíneas (Tel Aviv).

Como investigador son importantes sus trabajos y contribuciones en el campo ensayístico, siendo coautor de la antología de poesía andaluza contemporánea Poesía Andaluza en Libertad. Una aproximación antológica a los poetas andaluces del último cuarto de siglo (Málaga, 2001), así como sus investigaciones tendentes a recuperar el legado de la literatura sefardí y de sus autores contemporáneos, Al-Andalus, el Paraiso (Granada, 2008). Igualmente destacan sus estudios acerca de la neoliteratura española en el Magreb (literatura hispanomagregí), siendo coautor de una de las más destacadas antologías actuales sobre este fenómeno, Calle del Agua. Antología contemporánea de literatura hispano-magrebí (Madrid, 2008) y de la antología Hijos de la travesía. Poetas árabes actuales en España (Madrid, 2013).

Es colaborador habitual en diversos medios nacionales y extranjeros con obras de creación, crítica literaria e investigación. Esta labor ensayística le ha llevado a ser ponente en jornadas y seminarios en España (Universidades de Granada, Córdoba o Málaga), en los Institutos Cervantes de Marruecos y Túnez, así como en las Universidades de Fez, Tetuán y Túnez; ha sido ponente en el VII Congreso Ibérico de Estudios Africanos (CIEA7) celebrado en Lisboa.

Es miembro permanente del Jurado del Premio Andalucía de la Crítica, pertenece a la Junta de Gobierno de la Asociación Andaluza de Críticos Literarios y a la Junta de Gobierno de la Asociación Colegial de Escritores de Andalucía (Secretario General).

Ha pertenecido al Consejo de Redacción del Suplemento Papel Literario de DIARIO MÁLAGA y de su versión digital. Actualmente forma parte del equipo de Redacción de la Revista Literaria Dos Orillas de Algeciras, al Consejo Editorial de la Revista Literaria EntreRíos de Granada y al Consejo de Redacción de la Revista Literaria Sur de Málaga.

Está incluido en la Enciclopedia General de Andalucía y ha sido premiado con diferentes distinciones, entre las que destacan Finalista del Premio Andalucía de la Crítica (Andalucía, 2000), Primer Premio Internacional de relatos CUENTOS DEL ESTRECHO (Algeciras, Cádiz, 2008) y Accésit del V Certamen Creadores por la libertad y la paz, MODALIDAD POESÍA, Fundación contra el terrorismo y la violencia “Alberto Jiménez Becerril” (Sevilla, 2011).

LAS EDADES DEL ALMA DE PALOMA FERNÁNDEZ GOMÁ

 

F. Morales Lomas

Se acaba de publicar Las edades del alma de Paloma Fernández Gomá en Torremozas. Un nuevo libro de poesía de la escritora madrileña afincada en Algeciras desde 1969.

Las edades del alma

 

Nace en Madrid en la década de los cincuenta y reside en Algeciras desde el año 1969. Maestra y profesora diplomada en Geografía e Historia. Estudió la licenciatura de Historia. Su obra está recogida en distintas antologías de ámbito nacional e internacional y ha sido traducida al mallorquín, al árabe, al inglés, al francés y al italiano. Fundó y dirige la revista cultural de ámbito internacional DOS ORILLAS (antes Tres Orillas). Es miembro de honor de la AEMLE ( Asociación de Escritores Marroquíes en Lengua Española ). Asesora literaria del Instituto Transfronterizo del Estrecho de Gibraltar, hasta su cierre. Dirige la colección de poesía femenina Calíope. ( Editorial Zumaya. Granada. ) Es miembro de la JUNTA DIRECTIVA DE LA ASOCIACIÓN DE CRÍTICOS LITERARIOS Y ESCRITORES DE ANDALUCÍA. Delegada por la provincia de Cádiz de la ACE ( ASOCIACIÓN COLEGIAL DE ESCRITORES DE ESPAÑA) en Andalucía. También pertenece a la Asociación MUJERES Y LETRAS (Barcelona); así como al Instituto de Estudios Campogibraltareños de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar y a la Fundación Al-Idrisi de cooperación hispano marroquí. Coordinó el libro Arribar a la Bahía, encuentro de poetas en el 2000. Es Directora Honorífica del Premio de Poesía “ Encuentros por la Paz” de San Pablo de Buceite (Cádiz ) desde su creación en el año 2005. Mención Extraordinaria de la Asociación de Mujeres Progresistas Victoria Kent de Algeciras por su labor intercultural. Premio LA BARRACA DE LAS LETRAS Y EL TEATRO concedido por la Fundación Dos Orillas de la Diputación de Cádiz en reconocimiento a su obra. Está incluida en la antología Poesía viva en Andalucía, editada por la Universidad de Guadalajara. (Guadalajara, México, 2006 ). Ha sido incluida en la antología Voces esenciales de la poesía actual en español de la editorial Sial. Madrid 2010. Su obra está siendo investigada por las profesoras Susana Medrano de la Universidad San Juan Bosco de la Patagonia en Argentina y Lola Hidalgo Calle de la Universidad de Tampa en Florida ( Estados Unidos ). El libro Ángeles del desierto ha sido traducido íntegro al francés por el profesor y escritor Ahmed Oubali y musicalizado por el cantautor Ramón Tarrío en el CD que lleva el mismo nombre. En el IX Congreso Argentino de Hispanistas, celebrado en la Universidad Nacional de La Plata, la profesora Medrano dio una ponencia sobre la obra de Fernández Gomá con el título: Paloma Fernández Gomá: latidos de poesía que unen orillas. Tiene publicados relatos y poemas en suplementos literarios y revistas literarias. Así como colaboraciones tanto en medios nacionales como internacionales, en libros de homenaje y pliegos poéticos. Escribe crítica literaria en diversos suplementos literarios. Colaboró en el periódico Europa Sur en el suplemento literario La Isla, donde llevó la columna En mi butaca. Siguió colaborando en distintos apartados literarios de este y en otros periódicos en años posteriores. Ha dado conferencias, comunicaciones y recitales en numerosas instituciones.

SINGULARIDAD EN LA POESÍA DE MANUEL RUIZ AMEZCUA

 

Nota de F. Morales  Lomas

SE PUBLICA UNA EXTENSA OBRA QUE RECOGE UN IMPORTANTE NÚMERO DE ESTUDIOS Y RESEÑAS SOBRE LA OBRA DEL ESCRITOR GIENNENSE MANUEL RUIZ AMEZCUA EN EDICIÓN PROLOGADA, REVISADA Y AUMENTADA POR JOSÉ MARÍA BALCELLS, Editorial Comares (2016).

Entre los ensayistas y profesores que hablan de su poesía se encuentran algunos miembros de la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos  Literarios como: José María Barrera, Domingo F. Faílde (fallecido desgraciadamente), José Lupiáñez, F. Morales Lomas y Manuel Urbano (también fallecido). Y entre las personalidades más conocidas: Antonio Muñoz Molina, Camilo José Cela, Julio Caro Baroja, Salvador Compán, Fernando Fernán Gómez, Víctor García de la Concha, Leopoldo de Luis, Manuel Rico…

Manuel Ruiz Amezcua

Manuel Ruiz Amezcua nació en Jódar, Jaén, en 1952. Durante 35 años ha sido profesor de Lengua Castellana y Literatura. En 1974 publicó su primer libro, Humana raíz y su última obra ha sido Palabras clandestinas en 2015. En 2014 publicó Galaxia-Gutenberg-Círculo de Lectores su antología poética Del lado de la Vida (1974-2014). Para más información puede dirigirse a: http://www.manuelruizamezcua.blogspot.como.es 

 

 

MESA REDONDA SOBRE LOS LIBROS FINALISTAS DEL XXII PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA 2016

 

copy-logo-mc3a1s-amplio-aaec-jpg.gif

Lugar: Centro Andaluz de las Letras.

Día: Viernes día 11 de marzo.

Hora: 20:00 h.

MESA REDONDA

LOS LIBROS FINALISTAS DEL PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA 2016 EN NOVELA, RELATOS Y POESÍA

 

Intervienen

 MORALES LOMAS (Presidente de la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios, doctor en Filología Hispánica y profesor de la Universidad de Málaga). “Las novelas finalistas del Premio Andalucía de la Crítica”.

REMEDIOS SÁNCHEZ (Secretaria de la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios, doctora en Filología Hispánica y profesora de la Universidad de Granada). “Los libros de poesía finalistas del Premio Andalucía de la Crítica”

PILAR QUIROSA-CHEYROUZE (Presidenta del Ateneo de Almería, 1999-2003, y directora del Dpto. de Arte y Literatura del Instituto de Estudios Almerienses, poeta y ensayista): “Los libros de relato finalistas del Premio Andalucía de la Crítica”.

JOSÉ CABRERA MARTOS (Doctor en Filología Hispánica, profesor de Literatura Española, poeta y ensayista). “Los libros de poesía finalistas del Premio Andalucía de la Crítica”

 

consejería cultura

images

 

tipografía del CAL

 

 

El PREMIO ANDALUCÍA DE LA CRÍTICA está organizado por la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios desde hace veintidós años y cuenta este año con la colaboración de la Fundación Unicaja, el Centro Andaluz de las Letras y la Consejería de Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía.

 

 

 

 

IMG_0045

Miembros del Jurado del XXI Premio Andalucía de la Crítica 2015

 

 

PEDRO RODRÍGUEZ PACHECO PUBLICA LA OTRA MIRADA

EN EDICIONES CARENA, BARCELONA, 2015 HA PUBLICADO PEDRO RODRÍGUEZ PACHECO LA OTRA MIRADA, UN ENSAYO CRÍTICO SOBRE LA LITERATURA ESPAÑOLA DE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS.

Pedro Rodríguez Pacheco es uno de los socios fundadores de la Asociación de Críticos de Andalucía en 1994.

IMG_1998

LA LITERATURA ESPAÑOLA “FIN DE SIGLO XX”. OTRA MIRADA

F. MORALES LOMAS

 

 

Nos gustaría comenzar esta exposición con las últimas palabras que, con un aliento vivificador, Pedro Rodríguez Pacheco nos deja en su libro La otra mirada (Ediciones Carena, Barcelona, 2015) y su apuesta por un ideal y un paradigma poético que hace tiempo sostenemos: el humanismo. Dice el poeta y profesor de la universidad de Sevilla: “De ese ahondar y abundar en la condición humana puede surgir el milagro (…) Concretar en el hombre el acto poético, la temática poética, es absolutamente necesario en un tiempo en el que la ciencia avanza espectacularmente, y en tales avances la idea del hombre como hacedor y motor del progreso queda ensombrecida por el mismo fulgor del avance tecnológico (…) Retornar al hombre como valor y como expresión de lo imprevisible (…) Retorno, pues, para reencontrarnos con ese humanismo que centró en la inteligencia, en la existencia y en la manera de entender y trascender la existencia”.

Frente a esta imagen que hoy día defendemos muchos de la reconquista de ese humanismo (que llamamos solidario, de modo redundante) surge  otra imagen y otra forma de ver y observar la realidad necesaria que conforma este libro, este ensayo de envergadura, promiscuo, rico, que va a despertar úlceras en muchos poetas y críticos, y donde  el autor sevillano recorre la literatura española (sobre todo la poesía) de la segunda mitad del siglo XX sin tapujos, con absoluta libertad y bizarría. Acaso contando verdades particulares que él defiende con ahínco.

Como indica el subtítulo, “Literatura española, ¿crimen o suicidio?”,  no es optimista esa visión. Se pregunta en una interrogación retórica cuya respuesta se evidencia en las primeras líneas; y en sus páginas interiores sabemos que la respuesta es crítica y polémica.

Lo bueno de estas obras es que aportan una visión diferente a la que se ha transmitido desde una cierta oficialidad de críticos y poetas y, desde luego, Rodríguez Pacheco se conforma en ella como fiel adalid y representante, que lo fue en su momento, del movimiento de la Diferencia en la década de los 90.

A través de diferentes pero homogéneos apartados, muy sistematizados, se organiza un discurso siempre personal, particular y reflexivo que, solo en ocasiones, cuenta con aportaciones de autoridades que lo conforman. Y esto es así porque existe una rotundidad y seguridad absoluta en las palabras del autor que las hace innecesarias. Su palabra siempre es poderosa y feraz. Podemos o no estar de acuerdo con él, pero está claro que existe un argumentario que se comparte entre los disidentes y heterodoxos de la literatura española de los últimos cincuenta años.

La trascendencia del poder en su relación con el intelectual y el poeta es un instrumento que forma parte de su retórica y ahonda en sus relaciones con clarividencia, pero también la servidumbre del poeta, su adocenamiento, su falta de originalidad y la caída en la mímesis y la redundancia o los lugares comunes. De esta trayectoria pesimista no se libran los críticos ni los premios literarios o esa huida de los intelectuales más relevantes y casi siempre acomodaticios.

La otra mirada es un libro para la reflexión y la excavación de una realidad polémica, plural y abigarrada. Lo bueno de estos libros, como diría Cervantes, es que sirven para pensar. Lo bueno de las personas perspicaces es que aportan una visión diferente: sus puntos de vista tienen un sustento histórico y anclan en una “otra realidad” sobre la que tenemos que profundizar sin dogmatismos.

La otra mirada

El concepto de “otro”, de “otra mirada”, tiene aquí una connotación claramente diferenciada de lo que oficialmente se ha dicho de la literatura española. Y su riqueza está en su contenido, en su versión personal.

Pero pasemos a analizar algunas de las ideas fundamentales que conforman este rico ensayo:

  1. Su reflexión sobre el concepto de realidad, de literatura y su modelo estético sobre la creación: “La creación es eso, sacar algo de la nada; concretar en imágenes, en palabras, lo no existente, alegorizar la inexistencia probándola de símbolos y metáforas dinámicas y haciéndolo habitable, generador de vida y, por esta real y existente” (p. 21). Nos habla de creatividad imaginativa, de realidad y alegorización, de crear lo bello, del creador como revulsivo de su época, de literatura como creatividad, de no escribir a remolque  de los tiempos, sino doblegando estos…
  2. El concepto de finitud y la trivialización del hecho literario como consecuencia del sentido consumista de la sociedad y el dirigismo especulativo que la conduce a reiterar fórmulas estéticas periclitadas y alimentar “con su incompetencia unos modelos y unas obras que no responden a nada, que se repiten en sus mismos esquemas” (p. 61). Todo ello implica para él una muerte de la literatura que, a su vez, niega la experiencia al pasado y a la tradición” (p. 76). Lo que nos conduce en el ámbito de la poesía a una creación débil y excesiva, que no alumbra nuevos manantiales y en consecuencia presa fácil de la infertilidad.  Y se pregunta Rodríguez Pacheco: “¿Cuál es el reconocimiento internacional, el eco, la influencia de nuestros actuales escritores en los movimientos literarios allende nuestras fronteras?” (p. 81). Su respuesta es pesimista: “La creatividad (…) se encuentra bajo mínimos” (p. 81). Una creatividad que para él debería ser un elemento esencial, conformada como riesgo, pero también “como sistema de comunicación, interpretación, experiencia y conocimiento” (pp. 99-100).  Con la que se plantee la necesidad de ser y la problemática del hombre y los asuntos que a él le atañen. Pero creatividad también es potencialidad de la lengua, sensibilidad e inteligencia, así como afán de trascender por el “fuego de la Palabra” (p. 428). Y junto a ello, en el complementario capítulo VII, centrado en la estilística y el estilo, afirma que “el estilo es un componente individual del habla” y la verdadera esencia del poeta; definidos en su momento por Spencer y Gregory como “la utilización individual y creativa de los recursos de la lengua, dentro de una época, un dialecto elegido, un género y un propósito”. Y afirma Rodríguez Pacheco con rotundidad: “Un escritor lo es cuando es dueño de un estilo original y presenta este como seña de identidad y credencial de personalidad y es por él reconocido” (p. 195). En definitiva, “el estilo es la persona”.
  3. La literatura de posguerra y el realismo social son objeto de su profundo análisis y, sin desdeñar el realismo en sí, al cual considera como parte integrante de nuestra existencia (“La literatura española ha tenido siempre un decidido componente realista”, p. 128), sin embargo discrepa de la visión del realismo social así como la servidumbre y sometimiento a una causa de los intelectuales y escritores de la época. La tesis que defiende es que frente a esa etapa de literatura franquista y del régimen “la necesaria reacción cayó, paradójicamente, en los mismos usos y abusos de la revulsión que se intentaba contrarrestar y que, como aquella, terminó convirtiéndose en la literatura oficial de la resistencia” (p. 151). E insiste en una idea determinante sobre la que luego abundará: “Desde las filas de una burguesía que había temblado de pánico con el triunfo del Frente Popular en 1934 (…) empieza a surgir, al final de la década de los cuarenta, los nuevos escritores españoles. Tal vez como expresión de una mala conciencia de clase” (p. 163). Salva a escritores como Cela, incluso el Cela poeta, Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre. Y está clara su oposición al concepto de compromiso de entonces con estas palabras: “Confundir el compromiso o adherencia a una causa, sea del signo que sea, con actuaciones éticas o morales del escritor que condicionen una creatividad es una aberración” (p. 169). Palabras que sin duda moverán a la polémica por cuanto siempre se sostuvo que durante muchos años la literatura solo fue una instrumentalización de lucha contra la dictadura. Pero él considera que, aunque esta reacción contra la literatura franquista era deseable, no la comparte en su recorrido histórico e instrumentalización, porque pronto nació un dirigismo y adoctrinamiento que “fueron los causantes de la serie de absurdos que han llegado hasta hoy y que nos afectan” (p. 170). Abunda en su análisis de la poesía de los 60 y es muy crítico con una literatura que pretendió serlo para las masas y no consiguió llegar a ellas sino lo contrario. Su crítica en ese sentido es ácida. Habla de manipulación de la lengua, de poesía como “soldador” para unir voces levantadas. Le critica que fueran los presupuestos ideológicos los que primaran sobre los puramente literarios, el mimetismo con que se acercaban a la realidad, su ausencia de creatividad, su insustancialidad, la anulación de la individualidad poética y los intereses fácticos y finalistas. E ironiza: “Todos, pues, fraternales, épicos, solidarios, comprometidos, en lucha, codo con codo, con el obrero, con el campesino, con la masa proletaria (qué deprimentemente viejo suena ahora todo). Un proletario que, pese a prosaísmo, concesiones lingüísticas y realismo, pasaba de versos” (p. 209).
  4. El caso andaluz centra su atención en el capítulo IX. Y dice taxativamente que “el poeta andaluz se distanciará del quehacer general y proseguirá en solitario la elaboración de su obra” (p. 231). Nos habla de la “generación del lenguaje”, de los poetas andaluces del 60 destacando a Antonio Hernández, Antonio Carvajal… pero también nos habla del poder del grupo catalán y la colonización desde allí de Andalucía. Hace su particular análisis del grupo Cántico…
  5. La operación editorial del grupo de los novísimos ocupa el capítulo X. Y afirma con rotundidad: “Los nuevos escritores, los que se consideraban más cultos y vanguardistas, escribían psíquicamente condicionados por los gustos estéticos que proponían Seix Barral o Barral a secas, y los no tan nuevos fueron adecuando sus respectivos discursos” (p. 259). Se centra en varias páginas en la antología de Antonio Hernández, La poética del 50: una promoción desheredada, donde dudaba de la idoneidad de Barral, Goytisolo o Gil de Biedma. Así como de su fulminación cuando Rodríguez Pacheco en la década de los sesenta avisó del peligro de esta literatura y el dominio de este grupo.
  6. Los críticos objeto de crítica: tras advertir del conflicto del crítico entre la subjetividad y el objeto  sobre el que debe pronunciarse, afirma la manipulación de estos de la realidad literaria y la tendencia a prestigiar las corrientes en boga, la presencia del Poder, como elemento determinante (al que dedicará también un apartado). Sus palabras son duras: “La crítica ha venido a ser ese regimiento de benefactores, de descubridores, de niños prodigio, de proxenetas literarios, inductores  a la mímesis, a la homogeneización, a la trivialidad, a la exaltación de lo novedoso sobre lo auténticamente original” (p. 298). De ellos excluye a los críticos de la Diferencia y a profesores como Juan José Lanz o Miguel Casado.
  7. El poder ocupa un capítulo especial. Rodríguez Pacheco es muy crítico con este y describe el proceso en el que la creatividad es cercenada cuando el joven escritor hambriento de éxito se  convierte en papagayo y acólito del mismo, sintiéndose manipulado y producto protegido por él. La propuesta del escritor sevillano es que hubiera organismos públicos que funcionaran “bajo criterios de ecuanimidad, objetividad, imparcialidad, pluralidad y justicia” (p. 317). Pero, en realidad, este se oficializa a través de prebendas de unos cuantos, ortodoxos de la oficialidad.
  8. El canon ortodoxo y la diferencia. Es de gran interés la defensa que hace del movimiento de la Diferencia y desde luego la exaltación del escritor Antonio Enrique y su Canon heterodoxo tanto como la antipatía que profesa hacia la poesía de la experiencia o la nueva sentimentalidad a la que sitúa anclada en el prosaísmo denotativo. La Diferencia no fue tendencia, modalidad o escuela sino, en palabras textuales, “la única oportunidad que, a finales del siglo XX, incitaba a una regeneración”.

 

 

Finalmente, y para acabar, decir que el propósito del autor, como él mismo justifica, ha sido expresar sin ánimo de exhaustividad sino como un planteamiento previo del asunto la situación general de nuestra literatura y, en especial, de la poesía en un lugar y un tiempo determinado con un pesimismo latente y poderoso pero también con esperanza de que se produzca una regeneración en torno a una suerte de rehumanización que tenga la palabra como horizonte y guía así como la búsqueda de la expresividad y la originalidad lírica.